Bol con brócoli
Glosario,  Manual de ingredientes,  Propiedades de los Alimentos

Propiedades del brócoli ¿Cómo usarlo?

El brócoli o brécol es una planta de la familia de las brasicáceas, entre las que se encuentran el repollo, la coliflor, la col de Bruselas y la col Kale. Las cabezas florales en forma de árbol forman la parte comestible.

La temporada del brócoli es de noviembre a abril y puede obtenerse de cultivo de cercanía. Puede consumirse tanto en crudo como cocido. Tiene un sabor y olor al cocinarse característico por los compuestos sulfurados, que son los que otorgan las propiedades del brócoli.

Propiedades del brócoli

Ayuda a prevenir el cáncer: los compuestos sulfurados del brócoli ayudan en la prevención del cáncer, efecto que se ve aumentado cuando el brócoli se encuentra en su forma germinada. Cuando el brócoli (y otras crucíferas) son masticadas o cortadas, se liberan unos compuestos llamados glucosinolatos, responsables del potente efecto protector contra el cáncer.

Ideal para controlar las calorías: el brócoli es una verdura baja en calorías y rica en fibra, lo que lo hace nutritivo pero saciante, ayudándote a reducir la ingesta si buscas comer menos.

¡Antioxidante! contiene el 100% de la cantidad diaria recomendada de vitamina C, que ayuda a combatir el estrés oxidativo y previene el daño celular.

Bueno para los huesos: contiene vitamina K (97% CDR), que participa en la coagulación sanguínea y ayuda a la salud ósea.

Contiene ácido fólico: el ácido fólico ayuda a la correcta división celular y al desarrollo del cerebro en el feto, por lo que es muy importante su consumo durante el embarazo y la lactancia.

*CDR: Cantidad Diaria Recomendada.

Cantidad por 100g
Valor Energético34 kcal
Carbohidratos6,6 g
De los cuales azúcares1,7 g
Grasas Totales0,3 g
De las cuales saturadas0 g
Proteína2,8 g
Fibra2,6 g

Consejos

A la hora de cocinar el brócoli, es importante hacerlo de forma correcta para conservar los nutrientes durante el proceso de cocción lo mejor posible. Para ello, lo ideal es cocinar el brócoli durante poco tiempo.

Si vas a hervir el brócoli, es mejor hacerlo con poca cantidad de agua y durante poco tiempo. Es preferible empezar a alta temperatura los primeros segundos para que se cocine el exterior, creando una corteza que impide que los nutrientes escapen al agua de cocción.

Otra opción es cocinarlo al vapor. Esta técnica conserva muy bien las vitaminas ya que solo hay exposición al vapor, no a grandes cantidades de agua. Además mantiene el color verde intenso del brócoli. Si el brócoli se saltea debe hacerse por poco tiempo ya que el salteado suele ser a temperatura muy elevada.

Por último tienes la opción de comerlo crudo. Aunque no es la elección favorita de muchos, es perfectamente seguro y nutritivo consumirlo sin cocinar, siempre y cuando se lave préviamente.

¿Quieres comer de forma más saludable sin darle muchas vueltas? ¡Descárgate la app de goPure! +700 recetas saludables a tu disposición para que planifiques tu menú semanal. Empieza a comer más saludable hoy!

goPure reúne un equipo de profesionales de la salud y la nutrición que trabajan para democratizar la alimentación saludable y ofrecer contenidos basados en evidencias científicas que acompañen a los lectores y a los usuarios de la app a mejorar sus hábitos de alimentación.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: